viernes, 5 de octubre de 2007

Las discograficas arruinan de por vida a una mujer en EEUU

Jammie Thomas ha perdido un juicio contra la Recording Industry Association of America (RIAA), la hermana yanki de la SGAE, y le deberá pagar 222.000 dólares (158.400 euros): 9.250 dólares (6.600 euros) por cada una de las 24 canciones que han conseguido demostrar que compartía mediante Kazaa. Y menos mal que le han probado 24, por que estaba denunciada por compartir 1.702 canciones.

Así se arruina la vida de una persona solo por la puta codicia y el intento de monopolizar la cultura. Ya lo dice su abogado,
Brian Toder: "deberá reservar un cuarto de su salario para pagar esta multa de por vida". Para que luego Richard Gabriel, principal abogado de la acusación, tenga los cojones de decir "esto envía un mensaje de que descargarse y distribuir nuestro material no está bien". No, Richard, no, lo que habéis demostrado es que con un ejercito de abogados detrás y tácticas intimidatorias de este tipo podéis tener acojonada a la sociedad americana que solo quiere compartir música de sus grupos favoritos. Por Dios, que asco me dais, mafiosos de mierda.

Ya sabes lo que hacen con el dinero que pagas al comprar un disco. ¡Ni uno más!

La noticia en El Mundo: Las discográficas ganan una demanda contra una mujer por compartir música en EEUU

1 comentario:

Tempano dijo...

Ayer leia la lista de canciones que te pueden costar lo que ha esta mujer y Amenophis, tanto tu como yo nos pegariamos una vida Prison Break. He mantenido que EE.UU. es el pais de la doble moral, se matan en escuelas pero luego la Jackson no puede enseñar una magra...

Cosas como estas se les van de las manos; mientras que esta mujer esta condenada a sufrir de por vida otros se dedican a matar en universidades y ni tan mal. Ya se sabe que sino hay animo de lucro...